Las mujeres en India son vendidas como cualquier objeto

 

India
© Al Jazeera

Redacción: Alexander Galán

La desigualdad que existe entre el hombre y la mujer viene respaldada por la Constitución India 

 

Si alguna de las hijas sufre violencia o abusos sexuales, lo que es frecuente, seguramente no podrá hacer nada. Una mujer casada no puede hacer nada si es maltratada por su marido, el tiene todo el poder sobre ella. Existen las llamadas “muertes relacionadas con la dote”. La familia de la novia debe pagar a la familia del novio, sino es así, la mujer es maltratada hasta la muerte (así el marido puede casarse de nuevo).

 

Gadaba tribal woman in Orissa © Hong Mei

 

En materia de educación,  a pesar de que la enseñanza primaria es obligatoria en la India, muchas familias manan a sus hijas a trabajar para poder pagar su futura dote, este es el inicio de un círculo de pobreza endémica : al no tener acceso a la educación, sólo pueden trabajar en el campo como mano de obra barata. Esto conlleva la inexistencia de oportunidades para su desarrollo social, económico y cultural, impidiendo su progreso. De los 960 millones de adultos analfabetos , las dos terceras partes son mujeres.

 

India

 

La salud es primordial en el primer mundo, pero en países de tercer mundo como India, es algo que deben dejar en tercer plano. Las mujeres en dicho país realizan las tareas más duras y las que presentan mayor riesgo para la salud ; las responsabilidades de la reproducción, la división sexual del trabajo y la escasez de educación y capacitación perjudican a la mujer.

Miles de niñas y jóvenes son vendidas como esposas en  la India, con la complicidad de la familia o intermediarios sin escrúpulos que las raptan o las compran por 80 euros o a cambio de una vaca a familias pobres. Suelen ser víctimas de violencia y abusos sexuales .  El nacer mujer supone un daño psicológico terrible al saber que están menos valoradas que los hombres.

El gobierno de  India ya ha elaborando las primeras leyes integrales contra la trata en el país. Sin embargo, la trata de las mujeres está tan arraigada, muchos activistas aseguran que incluso estas leyes serán inútiles.