A consecuencia de la pesca indiscriminada y la captura accidental con redes, el delfín rojo entra en la lista de los animales en peligro de extinción

Su nombre, por desgracia se encuentra en la lista roja de las especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN).

También el Tucuxi, que es otro delfín de amazonia, se encuentra en esta lista con datos insuficientes.

Como se clasificó la lista roja.

Para clasificar los delfines de amazonia en esta lista se contó con los datos de investigaciones de algunos laboratorios. Específicamente del Laboratorio de Mamíferos Acuáticos del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonía (Inpa / MCTIC).

También se contó con algunos datos de otros institutos de Brasil y del resto del mundo. La investigación arrojó entonces, que desde el 2000 la población se ha reducido drásticamente.

Esto ha ocurrido de manera desmesurada en un entorno de reserva protegida. Por lo tanto aumenta la preocupación de cómo será en las áreas sin protección.

 

Amazon river dolphin. Imagen: Guentermanaus Shutterstock

Tucuxi también puede entrar en la Categoría “en peligro”

Por desgracia las amenazas que alcanzan al delfín-rojo son las mismas que alcanzan al Tucuxi. Por ahora este animal se encuentra en la lista con “datos insuficientes”.

A ambas especies las perjudica la captura directa y accidental, así como la contaminación de los ríos con mercurio de la minería.

En el próximo mes de marzo se revisará si el Tucuxi entra en la lista como “en peligro”. Debido a la pesca ilegal, cada vez más este animal cae accidentalmente en redes.

El Proyecto Mamíferos Acuáticos de la Amazonía engloba el Proyecto Boto y el Proyecto Peixe-boi. Este último es ejecutado por la asociación de amigos del Peixe-boy con una sociedad con el Impa.

También a través del programa Petrobras socioambiental recibe el apoyo financiero de esta institución.

Lista roja.

La lista roja de la UICN clasifica en nueve grupos las especies, siguiendo así criterios rigurosos y definidos. Para empezar, incluyen la tasa de declive, tamaño y distribución de la población.

También toman en cuenta el área de distribución, así como el grado de fragmentación. La categoría “en peligro” indica entonces, que la especie es probable que a futuro se extinga. Este resulta el segundo estado de conservación, más grave para las especies.

 


Vía: ecoinventos