Un equipo de la Universidad de Michigan trabaja para desarrollar una ventana solar con eficiencia del 15%, que permita el paso del 50% de la luz

Ha recibido 1,3 millones de dólares de la Oficina de Tecnologías de Energía Solar del Departamento de Energía para seguir desarrollando la idea.

El año pasado, un equipo de la Universidad de Michigan publicó una investigación que afirma que Estados Unidos podría obtener el 40% de su electricidad gracias a ventanas solares. Su proyección sugería que existían entre 5.000 y 7.000 millones de metros cuadrados de ventanas utilizables, junto con unas ventanas solares con una eficiencia del 15% aplicado a toda el área, se acercaría a ese 40%.

La Oficina de Tecnologías de Energía Solar del Departamento de Energía (DOE) ha otorgado a un equipo de la Universidad de Michigan una subvención de 1,3 millones de dólares para seguir desarrollando su tecnología de ventanas con celdas solares orgánicas desde su eficiencia actual del 8% hasta una meta del 15%. El proyecto, Células Solares Orgánicas Escalables, semitransparentes, fiables y eficientes para la Construcción de Aplicaciones Integradas, espera desarrollar un producto transparente al 50%, en rollos de bajo coste y con fabricación en serie.

El objetivo del programa general de la Oficina de Tecnologías de Energía Solar era apoyar la investigación en las primeras etapas, ayudando a sacar los productos del laboratorio y poder comercializarlos.

© Joseph Xu, Michigan Engineering Communications & Marketing

Aunque la tecnología específica que se investigará con esta subvención aún no estaba disponible, un equipo liderado por miembros de la Universidad de Michigan proyectó en abril que ya estaban alcanzando el 15% de eficiencia con sus células solares orgánicas, con la meta del 18% en breve.

Los investigadores estimaron que con un 15% de eficiencia y una vida útil de 20 años, las células solares orgánicas podrían producir electricidad a un coste inferior a 7 $/kWh (no se mencionaron los subsidios, pero este precio no estaría subvencionado).

A nivel mundial se están desarrollando otros proyectos en relación con la energía fotovoltaica integrada en los edificios (BIPV), comenzando a coger impulso en un par de empresas – por ejemplo, Onyx Solar, así como el proyecto italiano proyecto “NanoFarm”. Y por supuesto, hay nuevas tejas solares en camino – el Tesla Solar Roof, y el RGS Energy Powerhouse.

Difícilmente se podrían cambiar todas las ventanas de Estados Unidos, pero sería factible incluirlas en todos los proyectos nuevos además de las reformas arquitectónicas que se vayan produciendo. Sería una tecnología muy aplicable a medio plazo.

 


Vía: www.ecoinventos.com