Seguramente habrás escuchado la frase «si no lo veo, no lo creo». El hecho de experimentar algo, muchas veces, es lo que hace que abramos nuestra mente y creamos en hipótesis ajenas

 

Por eso mismo es que hay tantas personas en el mundo que no creen en la existencia de extraterrestres, porque jamás los han visto.

Tanto para quienes creen como para quienes no, ahora hay otro tópico sobre la mesa para discutir. Tiene que ver con la vida intraterrestre. Y es que ha sido descubierto un ecosistema oculto bajo la tierra, habitado por millones de especies desconocidas.

Biosfera profunda: la vida intraterrestre de especies desconocidas

Existe un oceano en el interior de la Tierra
JOHAN SWANEPOEL/ISTOCK/THINKSTOCK
 

Bajo la tierra, a varios kilómetros por debajo de nuestros pies (y por más imposible que parezca), las condiciones de vida son aceptables y, de hecho, son miles los organismos vivos que se encuentran habitando esta biosfera oculta bajo la Tierra.

Más de mil científicos de 52 países han dedicado 10 años al estudio de la biosfera profunda a través de la asociación Deep Carbon Observatory (DCO), u Observatorio del Carbono Profundo en español. Este grupo mapea la vida salvaje bajo la tierra, es decir, los ecosistemas subterráneos que existen entre la superficie del planeta Tierra y su núcleo.

Bacterias
PAULISTA / SHUTTERSTOCK

Según una investigación del DCO, las duras condiciones de vida bajo la tierra no han impedido que millones de especies desconocidas de vida microbiana evolucionen allí desde el nacimiento del planeta. ¡La esperanza de vida de estos organismos es de millones de años!

 

«La biosfera profunda constituye un mundo que se puede ver como una especie de “Galápagos subterráneos” e incluye miembros de los tres dominios de la vida: bacterias y arqueas (microbios sin núcleo con membrana) y eucariotas (microbios u organismos multicelulares con núcleo)», explica el informe.

 

Bajo la superficie del planeta existen alrededor de 17 mil millones a 25 mil millones de toneladas de carbono, y los científicos del DCO estiman que hay desde 300 a 400 veces más biomasa subterránea de carbono que la que hay en el total de los humanos en el mundo.

Este es solo el comienzo. Este estudio sobre la vida profunda estimulará nuevas investigaciones sobre la habitabilidad planetaria, así como conocer el porqué del surgimiento de la vida en la Tierra, y si existe vida en el subsuelo marciano y en otros planetas.

 


Vía: www.vix.com