Se trata la primera variedad de cocodrilo descubierta en 85 años que sigue con vida

Puede que los cocodrilos sean uno de esos animales que “nos parecen todos iguales”, pero existe una gran variedad de ellos. Algunos muy distintos y otros con características inapreciables a simple vista. Los expertos en cocodrilos del Instituto de Conservación Tropical de la Universidad Internacional de Florida han detectado una diferencia muy sutil en una de sus especies que ha dado como resultado el hallazgo de una nueva. En este caso, se trata del cocodrilo de hocico delgado de África Central. Una nueva especie dentro de los cocodrilos de hocico delgado que ha sido recientemente descubierta mientras estudiaban a esta clase de cocodrilo, que se encuentra en peligro crítico de extinción.

Los científicos compararon los distintos tipos de ADN de los animales durante su estudio, llegando a la conclusión de que existen dos tipos de cocodrilos de hocico delgado, una exclusiva de África occidental y otra exclusiva de África central.

Lo que en principio puede parecer una buena noticia empeora la situación crítica del cocodrilo de hocico delgado, ya que lo que hasta ahora se creía que era una sola especie, resultan ser dos diferentes. Al desintegrar una de la otra, el número de ejemplares vivo de cada una disminuye. “Estimamos que solo el 10 por ciento de los cocodrilos de hocico delgado viven en África occidental, lo que disminuye su población en un 90 por ciento. Esto hace que el cocodrilo delgado de África occidental sea una de las especies de cocodrilos más amenazadas del mundo”, advierte Matthew Shirley, investigador principal del equipo que hizo el descubrimiento.

Los cocodrilos de hocico delgado tienen un tamaño mediano, viven en hábitats de agua dulce y se caracterizan por su hocico largo y delgado. La especie está considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en peligro crítico desde 2014.

 


Vía: www.naturahoy.com